Salvó a su perro de un incendio y los bomberos flipando

 

 

Este hombre podría haber muerto y en ningún momento pensó en su propia vida, simplemente salvó a su perro de una muerte segura cuando al llegar a su casa descubrió que estaba en llamas.

Probablemente los bomberos que intentaban apagar el fuego no sabían que dentro había un animal, pero en estos casos prevalecen las vidas humanas (algo un poco injusto) y lo demás es secundario.

Ni más cara de oxígeno, ni traje ignífugo, ni leches, tal y como llegó, el hombre fue directo a por su perro sin pensar en nada más que en salvarle la vida.

Al cabo de unos segundos angustiosos aparecieron ambos del fuego ante la atónita mirada de los bomberos y de los allí presentes. Esto es fidelidad hasta la muerte amigos y lo demás tonterías…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *