¿Qué diferencia hay entre esterilizar o castrar a mi mascota?

 

 

En primer lugar queremos dejar claro que esterilizar o castrar a una mascota es un acto de responsabilidad, por ello hay que pensarlo muy bien antes de hacerlo. Dicho esto te hacemos la siguiente pregunta: ¿Por qué quieres castrar o esterilizar a tu mascota?…

Es cierto que hay muchos beneficios en la castración y la esterilización, además de que hoy en día hay unos procedimientos muy seguros en las clínicas veterinarias en general. Por poner algún ejemplo, el hecho de esterilizar a tu mascota le puede ayudar a prevenir infecciones e incluso tumores en las mamas. Este tipo de tumores se suelen desarrollar aproximadamente en un 50 por ciento de los perros y en un 90 por ciento en el caso de los gatos.

Otro de los beneficios de esterilizar a tu mascota en el caso de que sea macho, es que previene algunos comportamientos sexuales obsesivos, evita que marquen con orina lugares de tu casa, dejan de ser tan agresivos y su actividad sexual se reduce considerablemente. Aún hay más y es que las mascotas femeninas suelen vivir mucho más y con una mejor calidad de vida si son esterilizadas. También previene el cáncer de testículos y algunos problemas de próstata en el caso de los machos. Por todos estos motivos se podría decir que es positivo castrar a tu animal, pero también en el caso de animales callejeros, se evita que mueran muchos de ellos o se reproduzcan indiscriminadamente con los problemas que ello conlleva.

¿Cuándo debería castrar o esterilizar a mi mascota?

Pues en este caso lo primero que habría que hacer es hablar con el veterinario y que le hiciera un chequeo completo. Solo él puede valorar si realmente será positivo castrar o esterilizar a tu mascota, y si su comportamiento está dentro de los parámetros que lo aconsejan.

Una vez hecha la evaluación del animal, lo normal sería castrar o esterilizar a tu mascota antes de que empiece a reproducirse sexualmente. Existen discrepancias entre el sector veterinario, pero por norma general se recomienda hacerlo antes de los 6 meses de edad. Realizar la esterilización o castración tan pronto tiene un motivo, y es que así se evita que entren en celo por primera vez. Otro motivo muy importante para realizar esta operación a tan temprana edad, es que evitaremos que nuestra mascota se escape de casa en busca de una pareja con la que copular.

¿Qué diferencia hay entre esterilizar o castrar a mi mascota?

Básicamente esterilizar a una mascota consiste en extraer los órganos reproductores femeninos de tu mascota, ya sea una perra o una gata. En el caso de la castración, lo que se practica es la extirpación de los testículos en un animal macho. En cualquiera de los dos casos hay que practicar una cirugía, pero podéis estar tranquilos porque prácticamente no hay riesgos ni efectos secundarios considerables después de la operación.

Esperamos que sirva esta información y hayamos aclarado vuestras dudas. En cualquier caso siempre os recomendaremos que acudáis a vuestro veterinario en caso de tener otro tipo de dudas, nada mejor como un profesional para resolverlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *