Perro heavy poseído por la música Death Metal

¡Santo Dios!, este perro heavy ha pasado un par de niveles respecto a la música metal y ya no se conforma con escuchar baladas de Bon Jovi…

No amigos, lo que de verdad le gusta es el Death Metal y se deja la piel al ritmo de los grupos más salvajes que existen.

A nosotros nos ha dado un poco de miedo, la verdad, pero respetamos los gustos de los animales aunque sean un poco extraños…