Parecidos razonables entre seres humanos y animales

 

 

Que los animales y las personas tienen unos parecidos razonables es una evidencia como la copa de un pino. Las mascotas ya no solo adoptan la personalidad y los hábitos de sus dueños, es que además con el tiempo también se parecen físicamente. Aquí tenéis la prueba de que muchos animales son un fiel reflejo de los seres humanos, al fin y al cabo todos venimos del mismo lugar :P…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *