Gato no deja estudiar a un niño… ¡lo quiere demasiado!

En este caso está más que justificado que este niño no estudie. Su gato lo quiere demasiado y es imposible que deje de darle mimos.

Ayer publicamos un artículo donde os hablábamos sobre cuál es el idioma de los gatos y en este caso sobran las palabras…

No, no hace falta saber nada sobre el comportamiento de los felinos para darse cuenta de que esta gatito siente verdadera adoración por su pequeño dueño.

Si te hubiera pasado a ti, ¿habrías reñido al gato o lo hubieras dejado dándole amor a tu hijo?…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *