Entiende el idioma de los gatos y qué quieren decir en cada momento

Quienes tenemos gatos solemos conocer sus comportamientos porque suelen ser muy parecidos. Sin embargo, existe un idioma de los gatos y en este artículo os vamos a explicar cuál es y qué os quieren decir en cada momento.

Aunque la relación con tu gatito sea buena, nunca está de más conocerlo un poco mejor y entender el lenguaje felino. De esta forma conseguirás saber en todo momento qué necesita o cómo se siente tu gato y por lo tanto se sentirá mucho más a gusto contigo.

A continuación vamos a explicarte qué quieren decir los distintos movimientos de tu gato en base a las partes de su cuerpo. Atento porque esta información es muy interesante…

 

LAS OREJAS DE LOS GATOS

orejas de gato

Sin duda y al igual que los perros, las orejas de un gato dicen mucho de ellos, ya que tienen una sensibilidad extrema en ellas. Prácticamente pueden girar 180 grados y tienen mucha movilidad. Si ves que tu gato tiene las orejas hacia arriba y no tiene ningún problema, entonces es que está contento pero controlando la situación. Es normal que giren porque perciben cualquier sonido, pero si están de punta hacia arriba no hay ningún problema y están felices.

Si echa las orejas hacia atrás o hacia un lado, seguramente no esté muy contento. Te aconsejamos que no lo molestes porque es muy probable que te de un zarpazo o un mordisco.

En caso de que tu gato tenga las orejas caídas, es decir, hacia abajo, en el idioma de los gatos quiere decir que están enfadados. Este comportamiento indica que se quieren proteger, ya sea porque se han peleado con otro animal o porque simplemente has hecho algo que no le ha gustado. De nuevo te recomendamos que lo dejes tranquilo…

 

LA COLA DE LOS GATOS

colas de gatos

La cola de los gatos es fundamental para saber en qué estado de ánimo se encuentran. De hecho seguro que conoces alguna de las señales que te comentamos a continuación.

Si tu gato tiene la cola en posición vertical, no hay problema porque quiere decir que el animal está contento. Si la cola estuviese en esa misma posición pero doblada hacia cualquiera de los lados, quiere decir que están “chafardeando”, es decir, sienten curiosidad.

Una señal de que tu gato está enfadado o asustado es que tenga la cola entre las patas o muy baja. En este caso debes darle protección y cariño para relajarlo y que sea consciente de que no pasa nada.

Si tu gato empieza a mover la cola de un lado a otro como dando “bandazos” bruscos, está claro que no tiene su mejor día y te puede caer algún bocadito, pero siempre cariñoso jejeje.

Si por el contrario mueve su cola lentamente y de una forma suave, no hay problema porque quiere decir que están tranquilos o quieren jugar.

 

LOS OJOS DE LOS GATOS

ojos de los gatos

Quizá el idioma de los ojos de los gatos sea el más completo de interpretar, sin embargo también pueden decirnos mucho con su mirada. Si ves que tu gato tiene los ojos muy abiertos querrá decir que están en modo alerta o tiene curiosidad por algo.

En caso de que estén asustados o lo estén pasando mal, verás que sus pupilas estarán dilatadas. En ese caso hay que actuar y de nuevo relajarlo para que se sienta seguro y protegido.

Hay muchos mitos respecto al hecho de mirar a los ojos a un gato, como por ejemplo que termine atacandote. Depende de la confianza que tengas con él y aunque es cierto que puede ser peligroso puesto que se sienten amenazados, lo más normal es que termine yéndose a otro lugar.

Si es un gato muy dominante, será él quien mire fijamente a otros gatos que demuestran sumisión. Si un gato te mira guiñando los ojos o con los ojitos entreabiertos, te estarán diciendo que te quieren mucho. Esto es lo que se denomina “el beso del gato” y si de verdad quieres que se sienta bien, debes hacérselo tú también porque te va a entender perfectamente.

 

MÁS SEÑALES EN EL IDIOMA DE LOS GATOS

Cuando un gato “bufa” no pienses que te tiene manía o algo por el estilo. Cuando un gato hace el clásico “bufido” es porque realmente está asustado y te lanza una advertencia para que lo dejes en paz.

En caso de que tu gato se roce con tus piernas querrá decir que está a gusto contigo. Si el roce se produce en tu cara, lo que está haciendo es marcar territorio y dejar claro que “él manda” en casa…

En teoría cuando un gato ronea es porque está a gusto y feliz, pero hay que estar atentos porque quizá podría indicar algún tipo de enfermedad o dolencia.

 

Esperamos que te haya gustado este artículo de consejos para mascotas y sobre todo que sepas entender mejor a tu gato. No cabe duda de que los perros son mascotas magníficas, pero quien tiene gatos, ¡no los cambia por nada!.

1 Comentario

  1. Pingback: Gato no deja estudiar a un niño... ¡lo quiere demasiado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *