El final feliz de una vaca rescatada tras años de sufrimiento

 

 

Hoy queremos que conozcáis la historia de la vaca Maya, una auténtica superviviente que tras años de sufrimiento y una vida confinada en una jaula para ser un simple “instrumento de producción”, al final tuvo un final feliz.

No podemos ser hipócritas porque la mayoría consumimos productos derivados de las vacas y en su mayoría son criadas en unas condiciones muy tristes. Sin embargo, nos sentimos felices cuando vemos historias como la de Maya y es de rigor que las compartamos con vosotros.

A sus 20 años es ya una abuelita, pero es muy gratificante ver lo feliz que vivirá sus últimos días. Bravo por la Fundación Santuario Gaia y por la enorme labor que hacen a diario sus miembros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *