El cachorro que quería ser gallo pero se quedó en el intento

 

 

Vivir en una granja es lo que tiene y cuando no eres más que un bebé, es fácil que te confundas… Aquí tenéis el perro cachorro que quería ser gallo poniendo todo su empeño en imitar los sonidos de la que, según creía, era su madre biológica.

El día que le cambie la voz el pobre perrito se dará cuenta de que algo no cuadra, pero de momento es feliz y eso es suficiente.

Más ternura no puede desprender este animalito y cuando vemos a estos seres indefensos nos volvemos a preguntar cómo es posible que haya gente capaz de maltratarlos…

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *