Conoce al gato mendigo: ha aprendido a pedir limosna para comer

 

 

No sabemos si reír, llorar o quizá hacer las dos cosas después de haber conocido al gato mendigo. Este precioso minino es un gato asiático que bien podría ser el gato de Shrek, el famoso personaje de dibujos animados que ponía carita de pena cuando quería conseguir algo.

Os refrescamos la imagen porque es digna de volver a ver, además también os servirá para daros cuenta de que aunque nuestro protagonista no lleve sombrero, la cara es exactamente la misma:

Pues bien, el caso es que el gatito ha aprendido a pedir limosna, o lo que es lo mismo, comida, tan solo tiene que ponerse a dos patas y suplicar un poco de carne en lata con una cara que es difícil que no se te encoja el corazón viéndola…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *